¡Tu baño nunca ha estado tan limpio! ¡Todo lo que necesitas es solo una vela!

La limpieza del baño es uno de los mayores retos de las mujeres a la hora de limpiar un hogar. Ahí es donde se acumulan la mayoría de los gérmenes y bacterias. Sin embargo, con el tiempo, los revestimientos acaban acumulando suciedad. ¿Te ha pasado esto también? La buena noticia es que existe una solución sencilla para restaurar el blanco.

¡Tu baño nunca ha estado tan limpio! ¡Todo lo que necesitas es solo una vela!

Todo lo que necesitas es una vela . El primer paso es comprar una vela blanca sencilla, de las que se encuentran en cualquier tienda.

Después de limpiar los azulejos, frote la punta de la vela en las grietas laterales de los azulejos. Repita esto durante unos segundos y comenzará a ver resultados de inmediato.

Concéntrate principalmente en las zonas donde los azulejos entran más en contacto con el agua, como en la ducha, por ejemplo. La vela creará una especie de película protectora.

Si aún tienes dudas, consulta las instrucciones paso a paso en este vídeo tutorial (en inglés):

https://youtube.com/watch?v=knYz8b-roH0%3Ffeature%3Doembed

¡Este consejo realmente vale mucho! Con tan solo un poco de esfuerzo podrás hacer que tu baño vuelva a lucir como nuevo. La suciedad que se acumula dentro de las grietas de las baldosas da la impresión de una casa sucia y descuidada, pero con el uso de una simple vela podrás decirle adiós a los efectos de la humedad y la suciedad que allí se acumula.

Los azulejos de las paredes, especialmente los del baño, también pueden acumular  cal  debido al contacto continuo con el agua. Una forma sencilla de eliminar cualquier residuo es conseguir una botella con atomizador y llenarla con un 70% de agua caliente y un 30% de vinagre blanco. Una vez preparada la solución, pulverizarla directamente sobre la piedra caliza y dejar actuar al menos 30 minutos.

Después de este período, limpie las superficies con un paño suave y absorbente. Si las manchas no desaparecen, utiliza vinagre puro. Luego enjuaga con agua y ¡listo!

Comparte este artículo con todos tus amigos. ¡Seguramente estarán felices de saber que existe una opción tan fácil para poner fin a este problema!