Plantas, olvídate del agua, riégalas así: es milagroso lo que sucede

Es bien sabido que muchos alimentos esenciales en la cocina también son perfectos para cuidar y proteger nuestras plantas.

El vinagre blanco no es una excepción. Este producto, de hecho, defiende a las plantas de los insectos y de cualquier enfermedad que puedan contraer.

Además de esto, el vinagre de sidra de manzana protege a las plantas de los agentes atmosféricos. En resumen, usarlo solo beneficiará a tus plantas favoritas.

Veamos de inmediato, específicamente, cómo usarlo y para qué sirve.

Plantas, olvídate del agua: riégalas así, es milagroso lo que pasa

¿El vinagre blanco tiene la capacidad de mantener las flores frescas?

¡Sí! El vinagre blanco, además de eliminar el óxido presente en las herramientas de jardín (solo sumérgelas durante un par de horas en vinagre), mantiene las flores frescas mucho más tiempo incluso si se cortan. Simplemente vierta una cucharadita de azúcar y dos cucharadas de vinagre en un recipiente con agua y listo.

Para regar la planta en su lugar solo tenemos que añadir una cucharadita de vinagre a un litro de agua. De esta manera conseguiremos prevenir la aparición de moho.

Si queremos eliminar las hojas secas, simplemente rocíelo sobre las hojas.

¿Se puede ajustar el pH del suelo?

Sí, el vinagre también ayuda a regular el pH del suelo. Esta característica ayuda principalmente a plantas como gardenias, ficus elastica y hortensias por lo tanto acidófilas.

¿Qué otros beneficios puede aportar nuestro indispensable vinagre blanco a las plantas?

Este líquido tiene propiedades beneficiosas y es capaz de desinfectar todos los materiales que utilizamos. El vinagre también es perfecto para limpiar las hojas del polvo que se puede acumular durante los días. Solo tienes que mojar un paño de microfibra con una mezcla hecha de una parte de vinagre y dos partes de agua y pasarlo sobre las hojas. ¡Se volverán muy lúcidos!

Si, por el contrario, queremos germinar nuestras semillas de forma sana y rápida, simplemente tenemos que sumergirlas durante una noche en un recipiente con agua. Recomiendo en el agua que tienes que añadir de 5 a 8 gotas de vinagre blanco. Las semillas germinarán en poco tiempo.

Antes de concluir te contaré un pequeño secreto útil para aquellos que comparten el apartamento con gatos y perros.

El vinagre también tiene la función de mantener alejados a nuestros amigos de cuatro patas. Bastará con colocar junto a las macetas un paño previamente sumergido en vinagre. El olor, insoportable para ellos, hará que se alejen en un instante.

Buen trabajo a todos.