A menudo es posible encontrarse con orquídeas viejas que parecen desechadas. No hagas esto, se pueden recuperar fácilmente. 

Orquideas viejas

Las orquídeas, plantas amadas por muchos entusiastas de la jardinería, a menudo resultan difíciles de cultivar. De hecho, no es raro encontrarse ante un espectáculo triste: una orquídea que parece completamente seca y desesperada. La tentación de tirar las orquídeas viejas y reemplazarlas con plantas nuevas puede ser fuerte, pero antes de tomar decisiones apresuradas, es fundamental saber que las orquídeas se pueden recuperar y devolverles su belleza original. Veamos cómo devolverle la vida a las orquídeas de forma sencilla.

Nunca tires las orquídeas viejas

Cualquiera que sea su especie, las orquídeas tienen necesidades específicas que es necesario conocer para poder cuidarlas adecuadamente. Son plantas que en la naturaleza están acostumbradas a vivir aferradas a otras plantas o superficies, absorbiendo nutrientes y agua del aire circundante y de la materia orgánica. Estas plantas prefieren los climas tropicales y prosperan en lugares luminosos pero alejados de la luz solar directa.

Sin embargo, puede suceder que te encuentres con una orquídea tan seca que parezca muerta, pero nunca debes darla por sentado. Existen procedimientos que se pueden seguir para intentar la recuperación y devolver la vitalidad a la planta.

No tires las orquídeas viejas

En primer lugar, es necesario aislar la planta de otros ejemplares para evitar el riesgo de propagación de enfermedades . Una vez hecho esto, examina cuidadosamente el tallo y las raíces . Si el tallo parece hueco y las raíces están secas y marrones, lo más probable es que la planta esté muerta, pero eso no significa que sea realmente inútil.

Con cuidado, puedes intentar cortar delicadamente el tallo , eliminando sólo las partes evidentemente muertas e intentando conservar las partes que aún están vivas. A continuación, remoje las raíces de la planta en agua destilada a temperatura ambiente durante unos 15-20 minutos. El agua destilada ayudará a hidratar las raíces secas y estimulará el proceso de recuperación. Después de remojar las raíces, envuélvalas suavemente en musgo sphagnum, que retiene la humedad y crea un ambiente ideal para el crecimiento de las raíces . Lo ideal sería colocar todo en un jarrón de cristal, para dejar pasar la luz y al mismo tiempo proteger la planta. Luego coloca la planta en un ambiente luminoso pero alejado de la luz solar directa y espera.

Cómo proceder después del cuidado del tallo

Es importante recordar que recuperar las orquídeas requiere tiempo, paciencia y cuidados constantes . Revise la planta con regularidad para asegurarse de que el musgo esté siempre húmedo y agregue agua destilada si es necesario. Al mismo tiempo, se debe tener cuidado de evitar el riego excesivo, ya que las raíces de las orquídeas pueden pudrirse si permanecen en agua estancada durante demasiado tiempo.

cuidado de orquídeas

Conforme van pasando las semanas, deberían empezar a aparecer las primeras señales de vida , desarrollándose nuevas raíces e incluso un posible brote en el tallo. Éstas son señales positivas de recuperación. En esta fase es necesario seguir los cuidados descritos anteriormente, para poder presenciar rápidamente un verdadero renacimiento de la orquídea .

Recuperar una orquídea que parece muerta puede ser muy gratificante, especialmente si estás apegado emocionalmente a la planta. Estas plantas, aunque frágiles, pueden sorprender por su increíble capacidad de regenerarse si se colocan en las condiciones adecuadas.