Adiós ajo germinado: ¡El método de mi abuela es infalible!

El ajo es sin duda un ingrediente precioso que nunca puede faltar en la cocina. Es un producto que enriquece y realza el sabor de muchos platos, gracias a su aroma único. ¿Conoces los métodos para conservar el ajo durante mucho tiempo? Aquí hay algunos consejos para conservar perfectamente este ingrediente evitando el crecimiento de brotes.

Adiós ajo germinado: ¡El método de mi abuela es infalible!

¿Qué sucede cuando el ajo no se almacena bien?

Por lo general, el ajo necesita algunas precauciones importantes y algunas condiciones favorables para conservarse bien. La brotación es ciertamente un fenómeno que demuestra una mala conservación del ajo. Cuando los brotes verdes comienzan a crecer, de hecho, significa que el ajo está empezando a deteriorarse. Típicamente, hay dos condiciones que aceleran este proceso negativo, hablamos de luz y humedad.

Por lo general, el ajo es un ingrediente que se conserva durante mucho tiempo y que podemos utilizar en la cocina en cualquier momento, pero si no creamos las condiciones adecuadas, podemos perderlo fácilmente. Para conservar perfectamente el ajo, por ello, te aconsejamos mantener bajo control tanto la luz como la humedad del ambiente en el que se encuentra. Estos son los métodos de almacenamiento más efectivos.

¿Cómo almacenar correctamente el ajo?

Para conservar el ajo durante mucho tiempo, le recomendamos que en primer lugar opte por recipientes especiales. Por ejemplo, puede almacenarlo dentro de frascos de vidrio con tapas, para cerrarlo herméticamente, para evitar que se forme humedad. Antes de realizar esta operación, por supuesto, asegúrese de que los frascos estén bien limpios y completamente secos. También puede tomar una pequeña cantidad de ajo fresco y colocarlo en el frasco en gajos o picado. En este caso, tendrá que prestar atención a cualquier piel o parte sucia.

En esta etapa, debe colocar el frasco con ajo en un lugar oscuro y seco. Le aconsejamos que lo mantenga alejado de la luz solar directa y del fregadero de la cocina, que resulta ser una fuente de humedad muy peligrosa. Es preferible, por lo tanto, mantener el frasco dentro de una despensa donde la temperatura permanezca constante y moderada. Esta es la solución ideal para conservar perfectamente el ajo sin riesgo de deterioro. Habiendo creado las condiciones adecuadas, encontrará que los brotes verdes no nacerán en absoluto. Al evitar el proceso de brotación, su ajo siempre se mantendrá fresco y bueno y definitivamente durará más tiempo.

Si adoptas estos remedios y sigues estos consejos, puedes mantener el ajo intacto, usándolo si es necesario para la preparación de muchas recetas sabrosas. Además de tener un sabor intenso, este ingrediente también tiene muchas propiedades beneficiosas para el cuerpo, por lo tanto, simplemente no podemos prescindir de él.