Moscas, mosquitos, larvas, pulgones, garrapatas, avispones o jejenes pueden invadir tu jardín y atacar tus plantas. Para repeler esos insectos no deseados que pueden arruinar tu huerta, existen ingredientes que tienen propiedades repelentes. Aquí hay algunos trucos que debes probar para ahuyentar a los insectos lo antes posible.

Algunas plantas son particularmente vulnerables a los insectos. Si tiene hermosas plantas que desea preservar, sepa que existen remedios naturales para los insectos voladores y los insectos picadores que acechan en su jardín. Aquí está nuestra selección de consejos para protegerse de las plagas de insectos:

1. Bórax y miel

miel de bórax

 

El bórax es un insecticida eficaz que mata pulgas, cucarachas y hormigas. La miel es un azúcar natural producido por las abejas que se puede utilizar para matar cucarachas, termitas y cucarachas. Atraídos por este alimento, los insectos estarán lejos de sospechar que se trata de una trampa para erradicarlos. Para usar este repelente, mezcla bórax y miel y pon el producto en un recipiente que colocarás en lugares estratégicos de tu jardín. Sin embargo, se deben tomar precauciones y mantener el producto fuera del alcance de los niños pequeños y las mascotas, ya que el bórax es un ingrediente potencialmente tóxico.

Lee también: 3 plantas repelentes efectivas para alejar a los ratones de casa

2. Vinagre

vinagre balsámico

 

El vinagre es un formidable remedio casero para combatir mosquitos tigre, chinches, larvas y pulgones. En un spray, vierte vinagre blanco o vinagre de sidra y añade unas gotas de aceite esencial de menta. Pulveriza el producto sobre tus plantas para mantener alejados a los insectos.

3. cáscaras de huevo

cáscaras de huevo

 

Las cáscaras de huevo ayudan a fertilizar el suelo y lo protegen de las plagas de insectos. Muele cáscaras de huevo y utilízalas como fertilizante para ayudar a que tus plantas crezcan más rápido.

4. Café molido

granos de café

 

Un producto versátil, los posos de café son un fertilizante natural que tiene una acción repelente contra ciertos insectos. Y por una buena razón, los insectos no soportan el olor del café y pueden desaparecer rápidamente cuando huelen este aroma.

5. Aceite de árbol de té

aceite de arbol de te

 

El aceite de árbol de té es un repelente de mosquitos que puede acabar con la invasión de estas plagas. Además, sus propiedades repelentes han demostrado ser muy efectivas para repeler insectos rastreros. En una botella con atomizador, ponga unas gotas de aceite de árbol de té y luego intente rociar la solución en lugares estratégicos de su jardinera o huerta.

6. Sal de Epsom

sal de Epsom

 

Para luchar contra los insectos y aliviar las picaduras de mosquitos, la sal de Epsom es un consejo natural. Este repelente casero bloquea polillas, termitas, pulgas y cucarachas y puede calmar las picaduras de insectos. Si le gusta cultivar plantas, considere rociarlas con sal de Epsom para ahuyentar a los insectos de su jardín.

7. Bicarbonato de sodio

bicarbonato de sodio

 

El bicarbonato de sodio es un remedio natural que tiene varios usos. Para ahuyentar a los roedores y otras plagas, simplemente rocíe bicarbonato de sodio sobre las plantas. Agregue unas gotas de aceite esencial de eucalipto de limón para infligir olores repulsivos que son difíciles de soportar.

Lea también: 8 soluciones naturales para alejar a los pájaros del jardín

8. Monedas de cobre

pieza de cobre

Las monedas de cobre pueden actuar como fungicidas y acabar con la infestación de insectos en tu jardín. Coloca las piezas en el suelo o sobre las plantas para eliminar los hongos no deseados.

9. Agua de coco

agua de coco

 

El agua de coco tiene un alto contenido de minerales y puede impulsar el crecimiento de sus plantas mientras mantiene alejados a los insectos de su jardín. Vierta agua de coco sobre el suelo para estimular la germinación de las semillas y protegerse de las pequeñas plagas que atacan sus plantas.

Lea también: ¿Cómo usar el ajo como repelente de lagartijas?