¿Estás planeando cultivar tomates en tu huerto? Excelente movimiento. No hay nada más satisfactorio que ver cómo estos pequeños frutos crecen día a día y maduran lentamente. Pero, como mucho para advertirle, esta cultura es bastante delicada: desafortunadamente, los tomates a veces son víctimas de la pudrición apical. Sin previo aviso, algunos de ellos pueden revelar manchas negras en la parte inferior. Sí, duele el corazón ver que se pudren antes de tiempo. Ciertamente, será necesario deshacerse de los eslabones débiles, pero la cosecha no está comprometida por eso. Siga nuestros consejos para prevenir la pudrición apical y cosechar hermosos y saludables tomates rojos.

¿Qué causa la pudrición apical (o pudrición apical) en los tomates?

Tomates afectados por la pudrición apical f

 

Ya, debes saber que la causa de la pudrición apical de los tomates no se debe a la infección de insectos ni a ninguna enfermedad. De hecho, más conocido como “fondo negro”, este problema se debe principalmente a la falta de calcio causada por condiciones secas. Sin embargo, las plantas de tomate necesariamente necesitan calcio en todas las fases de su crecimiento activo, desde las raíces hasta los frutos. Y este mineral es transportado de un lugar a otro por el agua.

Desafortunadamente, durante un período de sequía, cuando el agua escasea, el calcio ya no circula libremente, y esto conduce a la pudrición de la punta de la flor. Si alguna vez ha leído sobre este fenómeno, probablemente haya oído hablar de remedios caseros que afirman aumentar el calcio, como plantar tomates con tabletas antiácidas o esparcir cáscaras de huevo en los agujeros. Por supuesto, si bien no son inútiles y no dañarán sus plantas, tampoco son milagrosos y es poco probable que marquen una diferencia real. En verdad, es sobre todo la falta de agua el problema y lo que impide que el calcio llegue a la fruta. Por ello, lo mejor sería analizar el suelo para comprobar si hay déficit de calcio u otros nutrientes esenciales.

Lea también: ¿Cómo hacer un herbicida potente y natural para su jardín?

Bueno saber  : los primeros tomates de la temporada son los más sensibles y requieren más calcio para su crecimiento. A medida que la planta mueve el calcio de sus raíces, los tallos y las hojas lo consumirán primero. Así que no quedará suficiente para la fruta madura. Por lo tanto, esto puede conducir a una podredumbre negra y blanda de la punta de la flor.

¿Cómo prevenir y evitar el “fondo negro” de los tomates?

Debe entenderse que el “fondo negro” es el resultado del estrés hídrico que afecta fuertemente a los tomates. Ya sea por un exceso de agua, o por el contrario una sequía. Afortunadamente, la buena noticia es que esta podredumbre apical no es una enfermedad real que necesariamente arruinará toda su cosecha. Básicamente, no es contagioso: por lo tanto, un tomate sintomático no contaminará a sus vecinos. No es necesario utilizar fungicidas químicos, no solucionará nada. La única solución sería obtener una humedad constante del suelo. ¿Está buscando formas efectivas de prevenir esta desagradable podredumbre?  Aquí hay 4 consejos para seguir de cerca:

1. Mantén las plantas de tomate bien regadas

Rocíe los tomates f

 

Para que  tus tomates  estén más colmados y crezcan mejor, los jardineros avezados recomiendan aplicar una media de 1 litro de agua al día y por planta de tomate. Una manguera de remojo o una regadera servirán. Este suministro de agua se necesita más cuando se cultivan tomates en contenedores, donde tienden a secarse más rápidamente.

Consejo:  para evitar enfermedades de las hojas, evite mojar el follaje mientras riega. Por supuesto, no podrá evitar que la lluvia moje toda la planta, pero puede propagar enfermedades. Idealmente, cuanto más tiempo mantengas las hojas secas, mejor.

2. Agrega mantillo alrededor de las plantas de tomate

¿Una solución de prevención eficaz? Extienda una capa de mantillo orgánico de 2 pulgadas de espesor alrededor de la base de sus plantas. Ayudará a que la tierra retenga más humedad, para evitar que se seque rápidamente entre riegos o lluvias. Como beneficio adicional, el mantillo también ayuda a sofocar las malas hierbas. Como alternativa, la paja, los recortes de césped, las hojas picadas o la corteza triturada son materiales que también funcionan muy bien.

3. ¡No fertilice en exceso!

Añadir fertilizante f

 

Precaución: Demasiado fertilizante puede hacer que las plantas crezcan más rápido sin tener tiempo de hacer circular el calcio adecuadamente para un crecimiento saludable. Y tenga en cuenta que el crecimiento rápido puede conducir a la pudrición de la punta de la flor. Finalmente, la mejor manera de aumentar los nutrientes del suelo sería agregar una capa de compost bien descompuesto (2 pulgadas de espesor) al suelo antes de la siembra de primavera. El compost liberará lentamente los nutrientes y mejorará la estructura del suelo al mismo tiempo.

Nota: Solo aplique  fertilizante  si lo recomienda una prueba de suelo y asegúrese de seguir exactamente las instrucciones de la etiqueta.

4. Cuida las raíces

Aprenda que las raíces son esenciales para absorber el calcio que previene la pudrición de la punta de la flor. Evite perturbar la zona de la raíz de una planta de tomate para que pueda absorber el máximo de calcio. Por ejemplo, no excave en la zona de las raíces de una planta y mantenga  alejadas las malas hierbas   con una capa de mantillo.

preguntas frecuentes

¿Por qué mis tomates se pudren desde abajo?

Las causas de estas manchas oscuras en la parte inferior de los tomates suelen deberse a la falta de calcio en el suelo o al mal desarrollo de las raíces. Esto último se debe muchas veces a un riego incorrecto (ya sea por exceso de agua, o por el contrario por falta de agua).

¿Cuáles son las diferentes enfermedades del tomate?

¿Cómo agregar calcio a los tomates?

La deficiencia de calcio es un problema común en nuestros huertos. Para mitigar este déficit, primero debes saber cómo las plantas toman el calcio del suelo. Este último contiene múltiples compuestos minerales (insolubles para las plantas), como silicatos, carbonatos o fosfatos. Para superar la carencia de calcio de tus plantas, existen varios métodos sencillos y económicos de aplicar.

Cáscara de huevo

Esta técnica es probablemente la más común: consiste en triturar una cáscara de huevo y enterrarla en el suelo donde planeas sembrar la planta. De esta forma se aportará calcio al suelo, aunque mínimo, ya que se añade en una forma poco soluble para las plantas. Idealmente, si su suelo tiene un pH ligeramente ácido, la cáscara se descompondrá mejor. De lo contrario, también es posible macerarlo en un ácido suave, como el vinagre, para liberar más calcio.

óxido de calcio

Si tu suelo es un poco básico, ya será rico en sales minerales que contendrá calcio. Pero, si observa problemas de absorción, es probable que el calcio en el suelo no esté en forma soluble para sus plantas. En cuyo caso, es mejor agregar óxido de calcio al suelo.

Leche

Otra técnica eficaz: como la leche está llena de calcio, puedes aprovechar para diluir un vaso en 1 L de agua y rociarlo sobre la planta. También es posible dispersar leche en polvo directamente sobre el suelo o sobre las hojas. Unos pocos gramos cada dos semanas serán suficientes para aportar suficiente calcio a las plantas.

Lee también: Para atraer riqueza y prosperidad en casa: pon una de estas plantas en tu hogar

¿Cómo deshacerse del tizón tardío del tomate?

El moho es la pesadilla de los tomates. Esta enfermedad criptogámica, causada por hongos, lamentablemente conduce a la pudrición de las plantas de tomate. Para prevenir y controlar   el tizón tardío en el cultivo del tomate  , los sistemas de ozono se utilizan a menudo en la agricultura. De hecho, el ozono tiene la capacidad de prevenir el crecimiento de microorganismos patógenos, como el hongo responsable del moho en las partes aéreas de las plantas. En contacto con el ozono, los parásitos se secarán rápidamente. ¿Cómo aplicarlo? Varias posibilidades: por riego con agua ozonizada, por tratamiento foliar o por pulverización.

El uso del ozono sirve no solo para controlar la enfermedad, sino también para desinfectar el sustrato y la planta de cualquier residuo químico para que las raíces estén bien oxigenadas (el ozono se descompone en oxígeno). La planta crecerá más sana y vigorosa. Además, ten en cuenta que el ozono tiene cualidades cicatrizantes que permiten cerrar los cortes y grietas producidos durante el cultivo, evitando así que la planta contraiga otro tipo de enfermedades causadas por hongos.

Lee también: ¿ Cómo detectar si las cerezas están infestadas de gusanos antes de comerlas?